LIBRO USADO. Ya a la lectura de estos cuentos, al ir de palabra en palabra y de ahí a la frase y a toda una oración a la continuidad que supondría la lectura-, un cierto aire nos suspende. Se abren cada texto en unidades que constituyen, y quedamos volcados al acto donde ellas se reiteran en la memoria -cual si nos situáramos antes de la invensión del libro como tal para luego vertirse enteras en el recitado. Entonces llamamos silencio al momento en que el habla deja de emitir palabra alguna y se queda un instante en el decir anterior. Al blanco en cada página vienen a posarse estas leves unidades que retienen su decir, y con un gesto mínimo hacen aparecer, en un instante, la totalidad que resta para su completitud.

Calificación del estado de los libros:

translation missing: es.general.search.loading