TAPA BLANDA , LIBRO USADO, RECUERDA QUE EL 10% DE ESTA VENTA COLABORA CON FUNDACIONES QUE FOMENTAN LA LECTURA EN ZONAS VULNERABLES.Sylvia Molloy, desde la contratapa de Tiene que ver conla furia, advierte: “Narración a dos voces, narración de cómplices, Tiene que ver con la furia logra lo insólito: contar dos historias individuales que, pese a los detalles que las diferencian, se confunden en una sola: la historia de un abandono amoroso que se vuelve, por la controlada furia de la escritura, productiva venganza.” Un resumen que va directo al núcleo de la novela, donde hay también desencanto no solamente por el amor sino también por la profesión que ambos personajes aman y detestan enformas iguales, según el día y la ocasión. Dos personajes (Luciano y Sofía) que trabajan en la misma librería para apenas tienen contacto en el día a día. Cada uno por su lado, cuenta, narra, escribe sus problemáticas y sus inconvenientes para ser felices. Luciano está dolido y despechado por una mujer: Celeste. La situación de Sofía, si bien también tiene que ver con el amor, pareciera ser un tanto más complicada: está enamorada de la madre de su mejor amiga. Una de las características y rarezas de este libro escrito “a cuatro manos” es que justamente no llega a haber una diferencia notable entra la escritura por parte de Andrea Stefanoni ni la de por parte de Luis Mey. Tal vez gracias a un acertado trabajo de edición, tal vez porque la experiencia dio como resultado una mimetización de estilos. Lo cierto es que además de ser un libro disfrutable por su contenido, es un rara avis en la literatura argentina, con pocos ejemplos felices de libros escritos de esta manera.

Calificación del estado de los libros:

translation missing: es.general.search.loading