TAPA BLANDA , LIBRO USADO, RECUERDA QUE EL 10% DE ESTA VENTA COLABORA CON FUNDACIONES QUE FOMENTAN LA LECTURA EN ZONAS VULNERABLES. En más de cien páginas de conversación con el senador Francisco Chahuán, el chileno-venezolano, actualmente con arresto domiciliario en Isla Margarita, revela los secretos de su detención, las precarias condiciones de su cautiverio y agradece las gestiones del gobierno de Michelle Bachelet. Antes de salir de mi casa, me despedí de mi esposa y le di un beso a mi hijo de 10 años y lancé un tuit en el cual anunciaba que revelaríamos toda la verdad de lo acontecido en Villa Rosa la noche anterior. Desde mi casa a señal 94.9 FM no son más de 10 minutos. A la mitad del trayecto me intercepta una camioneta Toyota Hilux blanca, sin placas, calculo que eran las 8 y 50 de la mañana. Unos brazos con un suéter negro con letras blancas impresas a lo largo de la tela permitían leer la palabra SEBIN. Los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia le dijeron, en ese momento a Braulio Jatar que pronto volvería a su casa. Era un 3 de septiembre de 2016. Pero tardó nueve meses. Y hasta el día de hoy, no vuelve a trabajar. Es el relato que el abogado y periodista chileno-venezolano hace del día en que lo detuvieron, en Isla Margarita, luego de que, según él cuenta, informara en su sitio web Reporte Confidencial, sobre manifestaciones en contra de Nicolás Maduro que habían acaecido el día anterior. En el libro -que tiene prólogos de Juan Guaidó, Luis Almagro, María Corina Machado, Antonio Ledezma, José Miguel Vivanco y Carlos Alberto Montaner, entre otros, Jatar relata los detalles más sórdidos de su cautiverio.

Calificación del estado de los libros:

translation missing: es.general.search.loading