Ideas para motivar el hábito de la lectura en invierno

Ideas para motivar el hábito de la lectura en invierno

Comenzó junio y los días más fríos del año están a la vuelta de la esquina. El solsticio de invierno marca el inicio de una nueva estación, caracterizada por fuertes heladas y poca luz solar. 

El sol sale pero no brilla con la misma fuerza que en otras épocas y el calor se hace cada vez más escaso. La lluvía, por su parte, adorna los amaneceres y atarcederes y los días en medio de este abrumador panorama se hacen largos.

Estos factores hacen que la lectura sea el refugio de muchas personas para salir de la cotidianidad y encontrar un lugar lleno de colores que pueda hacer contraste con el gris de la rutina.

Lo ideal es que las personas lean durante todo el año. No obstante, si en los primeros meses nos has podido encontrar ese motivo que te haga engancharte con la literatura, el invierno es la oportunidad perfecta. 

Aunque no lo parezca, los días fríos crean las condiciones necesarias para quedarnos en casa y dedicar mayor tiempo a compartir en familia. Leer junto a hijos, abuelos, nietos o hermanos es uno de los placeres más gratificantes que puede tener el ser humano y esa sensación te la brinda la literatura.

Por otra parte, al no tener tanta exposición a las actividades que se hacen al aire libre, la mente busca distraerse y un método para cubrir esta necesidad de recreación, propia de niños, adolescentes, jóvenes y adultos es tomar un libro, una tasa de té y viajar a través de las palabras.

Se recomienda comenzar con un libro didáctico en el caso de los más pequeños o una historia apasionante y entretenida para los adulto. De una u otra forma, lo que se quiere es todos maximicen su tiempo libre y disfruten de los beneficios de  la lectura.

 

¿Por qué el invierno es bueno para incentivar la lectura?

El invierno es una de las mejores épocas del año para dar el primer paso e incentivar la lectura. El clima frío tiene un efecto de relajación en todas las personas e inconscientemente la mente se despeja.

Quizá no lo notamos, pero un patrón que suele repertirse en esta época es el deseo de todos por querer estar en nuestro hogar, libres de obligaciones y con tiempo disponible para distraernos.

“El hace mucho frío para salir” es una de las excusas más comunes para quedarnos en casa y sí...¿Por qué no? Rechazar mucho de los planes con nuestros amigos por poca disposición a la temperatura helada.

De una en una se van dando todas las condiciones para tirarnos en el sofá, coger un buen libro y dedicar tiempo a leer. Así pues, con nuestro pijama más cómodo y una mantita de chiporro navegamos entre letras a blanco y negro, con el sonido de la lluvia de fondo.

Es necesario destacar que esto no solo aplica en jóvenes y adultos. También sucede con niños, niñas y adolescentes. De hecho, durante las vacaciones de invierno se genera un espacio libre de actividades escolares en donde la lectura puede ser un método de entretención, más que una obligación.

 

Ideas para motivar la lectura en los meses fríos

Si llegaste hasta aquí es porque estás interesado en sacar provecho de la época de invierno para fortalecer tu hábito de lectura. Si es así, entonces sigue leyendo, dejaremos algunas ideas para motivar el hábito de manera efectiva y sana.

 

Lee en voz alta

Si eres papá, mamá, tío, tutor o responsable de algún niño y lo que buscas es que se sienta motivado por la lectura, una técnica eficaz es leer en voz alta.

Al hacerlo, llamarás la atención de los más pequeños y se sentirán curiosidad por lo que le estás contando. Puede ser un cuento, una poesía, una historia de amor, entre otros. Lo importante es que noten tu presencia y con tu ejemplo se motiven también a leer.

 

Por el contrario, si eres un joven y lo que buscas es un momento de plenitud, calma y desconexión, puedes sentarte en un lugar cálido y dejarte llevar por el poder de las palabras con un libro que vaya con tus intereses.

 

Regala libros

Un libro siempre será un buen obsequio y nadie dice que no cuando se trata de regalos. Una forma entretenida de despertar interés en la lectura es con este tipo acciones.

Al escoger el libro, asegúrate que sea de interesante, que cuenta una historia atractiva que pueda despertar la curiosidad de todos. Además de eso, puedes complementar tu regalo con detalles que guarden relación con el texto. 

Puede ser una serie de cómic, quizá una película, un anime, manga, accesorios, entre otros.

 

Visita bibliotecas y librerías

Durante el invierno el panorama recreacional se transforma. Las salidas a la pisicina y la playa dejan de ser atractivas por el clima frío, y las personas se comienzan a interesar por otro lugares.

Un espacio que puede ser acogedor, cálido, tranquilo y seguro es la biblioteca. La dinámica de este lugar es propicia para la ocasión ya que genera una atmósfera agradable en la que provoca disfrutar y leer.

Por su parte las librerías también funcionan como sitio de esparcimiento. Si bien no dejan de ser locales comerciales, ofrecen una gran variedad de textos que despiertan la sed por la literatura.

  

Establece metas de temporada

Comienza con calma. No es necesario imponer como meta 5 libros de 300 páginas en cuatro meses que dura el invierno. Lo ideal es que fijes metas a corto plazo con textos pequeños y a medida que avances, aumentes la cantidad de ejemplares.

Lo mismo pasa con los niños. No es necesario que lean todo de una vez, motívalos con un plan de lectura que les permita encariñarse con la historia y cultive en ellos interés por los libros.

A principio el trabajo será de hormiga, pero con el tiempo la lectura se convertirá en un hábito para quiénes no lo tenían y se habrá reforzado para los que estaban un poco desmotivados a leer. 

Recuerda siempre que lo importante es disfrutar, entretenerse, sonreír, viajar y nutrir el alma, el cuerpo y el espíritu con la literatura de tu preferencia.

 

 

/


Publicación más antigua


translation missing: es.general.search.loading