Navidad y los libros: ideas para un consumo responsable y regalar con sentido

Navidad y los libros: ideas para un consumo responsable y regalar con sentido

Ya estamos finalizando el año (¡sólo nos queda un mes!) y en algunos lugares de la ciudad ya comienza a aparecer la decoración navideña, las promociones, ofertas y mucha publicidad sobre esta fecha tan especial. A algunas personas les encanta el ambiente navideño que se comienza a respirar en el aire, a otros les desagrada (los famosos Grinch) y también están las personas que se estresan cuando deben pensar qué regalar y el presupuesto a tener para los regalos de la familia y amigos. 

Una de las consecuencias de la pandemia, y que es bastante positiva, es que despertó en la gente la necesidad de reconfigurar su manera de consumir, sintiendo la obligación de pensar bien antes de comprar y de tener una nueva conciencia, un tanto más crítica, sobre los productos o servicios que estaba acostumbrada a adquirir. El impacto de cada acción en el medio ambiente ha sido un punto sensible y muchas personas en el mundo quieren marcar la diferencia en su día a día y la Navidad, este evento con gran poder de convocatoria, no puede quedar fuera. 

“Navidad con sentido” o “Regalar con sentido” han sido frases que de seguro has escuchado más de una vez. Todo este movimiento procura crear consciencia en las personas para que los regalos no sólo sean productos que no hayan generado un gran impacto negativo con el medio ambiente en su elaboración, sino que también, que la cantidad de regalos tampoco sea tan elevada. Recuerda: la cantidad de regalos no es proporcional al amor que le tienes a la persona regalada. 

¿Jugamos al amig@ secret@? 

Muchas veces nos preocupamos enormemente en cuántos regalos debemos comprar, a quiénes y qué regalar para así hacer a la otra persona feliz. Este estrés navideño también es un reflejo de ese hábito de comprar compulsivamente, porque al parecer todos están en la misma onda, y que termina siendo un dolor de cabeza: centros comerciales repletos, calles inundadas de personas con muchas bolsas de regalo, estacionamientos copados y como broche de oro, el sol de verano matándonos de calor mientras vamos chequeando si tenemos todo comprado. 

Si tu familia es numerosa, si tienes muchos amig@s o donde trabajas son un montón, jugar al amig@ secret@ es una excelente opción para evitar el consumo desenfrenado en Navidad. Además, ayuda enormemente al presupuesto y se hace foco en lo que realmente importa: compartir con los seres queridos. 

¿De qué estará hecho? 

Como mencionamos, con la pandemia, muchas personas empezaron a ser un poco más críticas con su forma de consumir y con los productos que generalmente compraban. Es frecuente ver ahora que el empaquetado es de material reciclado o tiene una simbología que indica que es apto para dejar en los puntos de reciclaje. Incluso ya todos hemos adquirido la costumbre de ir con nuestra propia bolsa al ir a comprar para así evitar el uso de plástico. 

Es importante, y si es de tu interés, que puedas conocer la fabricación u origen de lo que estás consumiendo: si la empresa cuenta con alguna certificación, si colabora en su fabricación con la disminución de la contaminación, cuáles son sus materiales, si puede ser reutilizado, cuál es su tiempo de duración, etc. Con estos datos podrás seleccionar los mejores productos ya que tienen un mayor tiempo de vida (no son desechables al primer uso o no tienen posibilidad de reparación) y son de mejor calidad. 

 

Libro usado: un regalo con sentido y responsable con el medio ambiente 

Los libros sirven para cualquier ocasión porque tienen este poder: tú le das el significado a cada uno de ellos. Tal vez le regales a tus abuelitos el libro que te leían cuando eras pequeña o le des a tu mejor amiga el libro que estaba buscando por todos lados y no podía encontrarlo. Cada libro, además de su mensaje escrito en sus páginas, es capaz de crear recuerdos que se quedan grabados en nuestra memoria. 

Y los libros usados son aún más llamativos en este sentido porque pertenecen a un grupo exclusivo: son únicos y responsables con el medio ambiente. ¿En serio? Sí, porque este tipo de libros, por lo general, son ediciones que ya no se han vuelto a publicar, muchas veces son antiguas y tienen detalles o acabados en sus páginas o cubiertas que los vuelven auténticas piezas de arte y como se pueden releer, no generan ningún impacto en el medio ambiente. ¡Es más!, con ellos estás ahorrando agua y evitando que terminen en algún basural. 

Regalar un libro es regalar sueños, ideas, experiencias y recuerdos que la otra persona siempre tendrá presente. Y regalar con sentido es justamente eso, provocar que un libro descontinuado pueda tener nuevamente otra oportunidad de ser apreciado y valorado como alguna vez lo fue. 

 

¡Reutiliza todo tipo de papel! 

Cuando piensas en Navidad, inevitablemente se te viene a la mente un paquete con su respectivo papel de regalo y cinta que muchas veces se va inmediatamente a la basura. Esos papeles para envolver tienen un diseño que sólo lo puedes utilizar en esta fecha o a veces son bolsas muy coloridas con las cuales dices: “No, si la voy a ocupar en algo” pero cuando te poner a ordenar, las desechas. 

Como consejo trata de reutilizar todo tipo de papel para envolver. A veces en la casa hay atlas o enciclopedias que ya no se consultarán más y sus páginas pueden ser usadas para hacer un lindo paquete de regalo. También hay personas que utilizan cintas de tela o de arpillera para evitar el plástico o compran papelería de materiales reciclados que después pueden ir a ser dejadas en puntos limpios. 

 

Disfruta 

Es importante que también en estos últimos meses del año te des un tiempo de descanso y te organices para este evento tan importante. Es súper recomendable que te anticipes a las compras navideñas y en algún día de la semana, visites los lugares donde irás a comprar. Haz una lista, las listas son las mejores aliadas en estas ocasiones y evitas que te estreses por si olvidaste algo o alguien. Además, ten en cuenta que en diciembre muchas empresas de envíos estarán colapsadas y si compras con despacho, ¡es mejor asegurarse! 

Y recuerda que es una fecha para compartir por lo que es muy importante que puedas estar con tus seres queridos antes de comenzar un nuevo año con todas las pilas recargadas.

/


Publicación más antigua


translation missing: es.general.search.loading